España invertirá 1.900 millones en el programa del dron Euromale
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >
RPAS

España invertirá 1.900 millones en el programa del dron Euromale

El Ministerio de Defensa destinará 1.739,3 millones en doce RPAS más los sistemas de control y otros 150,5 en apoyo logístico
|

El Ministerio de Defensa español ya tiene presupuesto para el Euromale, el sistema remotamente tripulado (RPAS) europeo diseñado por Airbus Defense and Space, junto con Dassault y Leonardo, para Alemania, Francia, Italia y la propia España. El Gobierno dio luz verde este martes en el Consejo de Ministros a una inversión de casi 1.900 millones de euros para este programa. 

Este importe, autorizado por el Ministerio de Hacienda, incluye el desarrollo, producción y apoyo a la entrada en servicio, así como el apoyo logístico del programa Euromale.

En concreto, España invertirá 1.739,3 millones de euros en las fases de desarrollo y producción de los cuatro sistemas adquiridos -cada uno consta de tres aeronaves y dos estaciones de control terrestres (GCS)-, según los términos del acuerdo entre los ministerios de Defensa de Alemania, Francia e Italia. 

Dicho acuerdo establece los principios y disposiciones generales para la gestión del programa a través de la Organización Conjunta de Cooperación en material de Defensa (Occar). El Ministerio de Defensa contempla además una opción a dos sistemas adicionales.

Las anualidades que aporta el Ministerio de Defensa suman 1.739.336.725 euros, repartidas así: 125.651.208 euros, en 2029; 92.355.883 euros, en 2030; 157.795.312 euros, en 2031; 212.334.104 euros, en 2032; 392.415.057 euros, en 2033; 419.307.877 euros, en 2034; y 339.477.284 euros, en 2035.

150 millones para apoyo logístico

Además, hay que sumar otros 150,5 millones para apoyo a la entrada en servicio inicial durante cinco años desde la recepción del primer sistema por parte de España. Las Fuerzas Armadas recibirán el primer aparato de serie en torno a 2029.

"Resulta necesaria la financiación del apoyo logístico que las naciones han decidido formalizar en el momento actual, para llevar a cabo un proceso de convergencia y armonización de los costes previstos de sostenimiento entre la industria y las naciones en base a la oferta emitida por el contratista principal", explica Defensa. 

En este caso, el reparto de las anualidades es el siguiente: 17.858.927 euros, en 2028; 20.169.398 euros, en 2029; 40.324.807 euros, en 2030; 28.932.392 euros, en 2031; 21.152.997 euros, en 2032; 17.620.342 euros, en 2033; 4.453.576 euros, en 2034.

Retorno industrial del 19%

España participará en el programa con un 23%, y el retorno industrial calculado hasta la fecha se estima que alcanzará un mínimo de un 19%. Airbus, contratista principal, ya anunció en 2020 que tiene previsto construir el fuselaje del futuro avión remotamente tripulado en España. En el proyecto también participan otras empresas españolas.

Para hacer frente a las necesidades financieras del programa, se requiere además, al igual que en otros programas recién aprobados como la modernización del Tigre, que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo financie parcialmente de forma previa el programa entre los años 2022 y 2028 por un importe total de 1.429.477.284 euros, con la siguiente distribución por anualidades: 293.395.763 (2022); 182.035.646 euros (2023); 171.245.042 euros (2024); 165.743.011 euros 170.017.321 euros (2026); 233.332.541 euros (2027); y 213.707.960 (2028). Es decir, Industria adelantará este dinero, un mecanismo de financiación habitual en los programas de modernización de las Fuerzas Armadas.

Características del Euromale

El programa recoge la producción de 20 sistemas para los cuatro estados miembros durante algo más de 13 años, hasta 2034. El primer vuelo está previsto en 2025 y la entrega de los primeros aparatos de serie, si no hay contratiempos, será en 2028.

El diseño y fabricación de este sistema remotamente tripulado de media altitud y gran autonomía (RPAS MALE, por sus siglas en ingles) corre a cargo de un consorcio europeo liderado por Airbus Defense and Space, en el que la francesa Dassault y la italiana Leonardo actúan como principales subcontratistas.

El Euromale aspira a ser uno de los principales pilares de cualquier futuro sistema aéreo de combate. El sistema estará preparado para la integración real en espacio aéreo civil basado en unas restricciones mínimas y será fácilmente transportable debido a su diseño modular.

La aeronave, equipada con dos motores turbohélice, tendrá 26 metros de envergadura, 16 metros de longitud y seis metros de alto. Entre las características sobresalen las 11 toneladas de peso máximo al despegue (Mtow), la velocidad máxima de 270 kts, el techo de vuelo 46.000 ft y la capacidad de carga de pago hasta 2.300 kg.

Soberanía europea

El sistema contará con soberanía técnica y operativa para los países participantes con control absoluto en la arquitectura y diseño, siendo capaz de operar en condiciones meteorológicas adversas. También dispondrá de certificado de tipo basado en los últimos y más estrictos estándares militares (Stanag 4671 versión 3).

En cuanto a las misiones Istar, el objetivo principal será detectar, reconocer, distinguir, localizar, rastrear e identificar varios tipos/clases de objetivos (por ejemplo, personas, vehículos, infraestructuras, objetos ocultos, etc.) en áreas de interés para satisfacer los requisitos de información provenientes de diferentes solicitantes de las fuerzas armadas nacionales y aliadas. Las misiones Istar con MALE RPAS tienen como objetivo apoyar a los cuarteles generales a nivel operativo y táctico, así como en apoyo directo de fuerzas terrestres.

En las operaciones Istar armado, el dron podrá desempeñar las tareas ya descritas y llevar a cabo otras como el apuntamiento a objetivos dinámicos determinados y sensibles al tiempo, apoyo aéreo cercano (CAS), vigilancia armada (por ejemplo, escolta de convoyes, vigilancia del área, protección de la fuerza) y apoyo en operaciones de misiones de recuperación de personal.



Recomendamos


Lo más visto