​Así es la nueva munición rompedora para carros de combate del Ejército
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Tierra >

​Así es la nueva munición rompedora para carros de combate del Ejército

El contrato recoge la compra de más de 600 disparos por 3,6 millones de euros
Leopardo 2E en un ejercicio en Letonia. Foto: Emad
Carga de munición en un carro de combate Leopardo 2E en Letonia. Foto: Emad
|

El Ejército de Tierra ha completado la obtención de una nueva munición para carros de combate Leopardo 2E y Leopard 2A4 de la empresa israelí IMI Systems que permitirá aumentar las capacidades operativas de las unidades acorazadas.

El proceso de adquisición ha estado gestionado por la Dirección de Adquisiciones del Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE). El modelo comprado es el disparo de guerra rompedor HE-MP-T M339 de 120 milímetros, un cartucho de explosivos de alta potencia que puede ser operado por carros.

Esta munición proporciona, señala el Ejército, “una solución óptima y rentable para las operaciones de combate modernas, en misiones de guerra asimétrica, tanto en áreas abiertas como en terrenos urbanos”. Puede hacer frente a diferentes tipos de amenazas, como enemigos dentro de estructuras, edificios, búnkeres, fortificaciones de campo, vehículos blindados o escuadrones de infantería a cubierto o en terreno abierto, siguiendo los estándares marcados por la OTAN.

Más de 600 disparos

La munición puede explosionar inmediatamente, con modo retardo -tras penetrar en el objetivo- o en ráfaga aérea.” Esta capacidad avanza y mejora notablemente las posibilidades tácticas de las unidades de combate”, destaca Tierra. El Ejército ha recibido un lote de 636 disparos valorado en 3,6 millones de euros. Cada proyectil tendrá una vida útil de 21 años y espoleta de percusión instantánea.

Flota de carros de combate

La Fuerza Terrestre opera una flota 240 carros Leopardo 2E de línea repartidos en las brigadas orgánicas polivalentes Extremadura, Guadarrama, Guzmán el Bueno y Aragón. Además, cuenta con cuenta con 108 carros de combate Leopard 2A4. Este lote primero fue alquilado en 1995 a Alemania para formar las tripulaciones de los futuros Leopardo 2E y después comprado en 2006, por medio de un acuerdo con el Gobierno alemán por el que España desembolsó casi 17 millones de euros en anualidades hasta 2016.

Desde 2012, la mitad prácticamente -53 carros de combate- están almacenados en las instalaciones de la Agrupación de Apoyo Logístico nº 41 (Aalog 41) en Zaragoza. De estos, el Ejército trabaja para transformar una treintena en plataformas adaptadas para sus unidades de zapadores. El otro medio centenar restante permanece operativo en los regimientos de caballería de las comandancias de Ceuta y Melilla.



Recomendamos


Lo más visto