La base antártica Marambio de Argentina y su gente
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >
Reportaje

La base antártica Marambio de Argentina y su gente

Durante la visita de Infodefensa.com a Marambio conocimos a quienes permiten que la base opere en las adversas condiciones de la Antártida
DSC 0917
Base Marambio Foto: Gonzalo Mary
|

Los aviones Hercules de la Fuerza Aérea Argentina son los encargados de realizar el puente aéreo entre la Antártida y el continente desde abril de 1970 brindando una conexión ininterrumpida los 365 días del año; la pista no tiene las mismas condiciones que una pista normal y la gran mayoría de los vuelos programados deben estar en apresto ante cualquier eventualidad. El primer teniente Emanuel Ortiz nos comentó que sobre ellos recae una gran responsabilidad: “Lo sentimos así por la gente que está desplegada. El trabajo que hace el personal que se queda, que tiene que soportar el aislamiento, debe tener una muy buena logística para poder afrontar toda una campaña”. 

A su vez, Ortiz explicó que una de las principales dificultades a las que se enfrentan son las condiciones climáticas, mucho más severas y cambiantes que en el continente. "Lo que en el continente se pueden dar en 48 horas acá pueden darse en dos, esto requiere que no solo las tripulaciones estén muy adiestradas, sino también es necesario el apoyo de otros componentes, gente de meteorología, técnica, plan de vuelo".

DSC 1121

Escuadrón Skua

El Escuadrón Skua, presente en la Base Marambio desde 1968, lleva este nombre en referencia a las aves marinas que se observan en las costas antárticas. El equipo está conformado por alrededor de 25 personas entre pilotos, técnicos, especialistas en aviónica, rescatistas, pañoleros y operadores de carga. Operan todo el año y cada tres meses se realiza el relevo de personal.

Con dos Bell 212 se encargan de brindar apoyo a las actividades científicas, trasladar al personal científico y militar con sus respectivas cargas hacia sus bases y campamentos; y estar en alerta por si sucede algo en cualquiera de las bases que se encuentren en el radio de acción de los helicópteros, Carlini, Petrel y Esperanza.

El primer teniente Franco Saravalli sostuvo que la experiencia de volar en la Antártida es muy rica. "Uno a veces no sabe dónde va. La meteorología cambia constantemente y se exige a las máquinas al límite de peso, temperaturas, con -10º, -20º, no se puede quedar afuera mucho tiempo entonces se hace un periodo de precalentamiento y son varias las cosas que en el continente no se realizan por las características mismas del ambiente".

DSC 0983

Meteorología

La oficina de meteorología trabaja las 24 horas del día los 365 días del año para todas las bases de la Antártida Argentina, realizando observaciones horarias. Posee un perfil bien aeronáutico, en particular apoyo de vuelo de Bell, Hércules y del área marítima adyacente. La oficina se divide en el área de pronóstico, el área de auxiliar de pronostico y de la toma de observaciones meteorológicas: temperatura, presión, viento, precipitación, etc. Además del componente predominantemente operativo tiene un componente científico que se realiza desde el pabellón científico.

El jefe del servicio meteorológico, Fabricio Lopretto, detalló que "los fenómenos meteorológicos en la Antártida son muy diferentes a lo que uno se puede encontrar en la Argentina continental: mar de nubes, nieblas con vientos entorno a los 70 nudos (150 kilómetros por hora). Estamos hablando de un entorno muy hostil, principalmente en invierno, y muy desafiante para las actividades humanas. Por ejemplo, la temperatura mínima más extrema que tuvimos este año llegó a -33° con una sensación térmica de -55° aca en Marambio a mediados de junio".

DSC 0987

Servicio Médico

Toda tarea por más simple que parezca, por el clima tan hostil, se torna compleja. Por lo que pertenecer al servicio médico de la base significa estar de guardia un año entero, algo puede pasar en cualquier momento. Además, es preciso salvaguardar la salud psicológica de la gente, cualquier mínimo conflicto se magnifica.

El primer teniente Diego Oyola, médico de la base, comentó que “la forma más llevadera para no estresarse es confiar en tus subalternos”. Y explicó que “la mayor dificultad en caso de una emergencia grave es coordinar todos los medios para poder derivar al paciente en los tiempos que te impone la medicina. Tener la capacidad, con lo poco que se tiene, para poder resolver un cuadro o controlarlo hasta que pueda ser replegado, es lo más complicado”.

En la base estuvimos con autoridades de la UAI (Universidad Abierta Interamericana), su rector, Rodolfo de Vincenzi, el decano de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud, Alejandro Botbol y el director de la Facultad de Medicina, Facundo Correa; quienes se encontraban de visita luego de firmar en octubre pasado un acuerdo marco de colaboración en medicina, tecnología y atención médica en parajes remotos, del que también es parte la empresa EXO, donde Fernando González funcionó como nexo entre el comando antartico y la universidad.

"Junto a EXO queríamos colaborar en cómo poder apoyar al trabajo médico que se realiza las distintas bases de la Antártida. Para eso hemos firmado un convenio por el cual ya hemos comenzado a capacitar a todos los médicos y enfermeros en nuestro hospital virtual, nosotros tenemos un centro de simulación muy importante en la Argentina, probablemente el más equipado que existe en la actualidad. A su vez queremos comenzar a analizar la posibilidad de que concurrentes de la universidad puedan venir, por lo menos a la temporada de verano, aquí a la Antartida. Somos optimistas con respecto a que vamos a resolver la logística y que va a haber graduados interesados para participar en este proyecto. También pretendemos colaborar en el desarrollo del hospital que quieren hacer en la Base Petrel", sostuvo de Vicenzi.



Recomendamos


Lo más visto