menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Apoyo logístico a las bases nacionales

La Armada de Chile navegó 34.000 millas en la 72° Campaña Naval Antártica

OPV-83 Marinero Fuentealba en aguas antárticas. Foto: Armada de Chile

OPV-83 Marinero Fuentealba en aguas antárticas. Foto: Armada de Chile

18/04/2019 | Valparaíso

Nicolás García

El comandante en jefe de la Tercera Zona Naval, contraalmirante Ronald Baasch, presentó en el Centro Cultural de Punta Arenas los detalles de la 72° Campaña Naval Antártica que la Armada de Chile realizó entre noviembre y abril para apoyar a los operadores nacionales e internacionales que poseen instalaciones en la Antártica

La Campaña Antártica es una operación de carácter internacional y multiagencial que se desarrolla desde 1947 con la finalidad de brindar soporte y asistencia a las bases y estaciones científicas existentes en la zona tanto en aspectos logísticos, científicos y de seguridad marítima como también para efectuar tareas de supervisión y control del tráfico marítimo en el área. 

La institución desplegó en el período 2018-2019 el patrullero oceánico OPV-83 Marinero Fuentealba, el remolcador de flota ATF-67 Lautaro y el transporte AP-41 Aquiles. Los buques navegaron más de 34.000 millas náuticas y trasladaron más de 12.000 metros cúbicos de carga y 1.258 metros cúbicos de combustible. Las unidades movilizaron a 216 científicos nacionales y el personal naval efectuó además el mantenimiento y reparación de 32 señales marítimas.

La Armada de Chile inició en la última Campaña Antártica la reconstrucción de la Gobernación Marítima y Capitanía de Puerto de Bahía Fildes que resultó destruida por un incendio en julio de 2018. Tal como publicó Infodefensa.com, la institución efectuó el montaje de cuatro módulos totalmente equipados que serán empleados como base transitoria para atender público, trabajo administrativo, secretaría, oficina administradora de mensajes y oficina del gobernador marítimo.

Cabe destacar que el patrullero oceánico OPV-83 Marinero Fuentealba efectuó en febrero su primera navegación en aguas del Círculo Polar Antártico. El buque logró este hito en el marco de la Expedición Científica Antártica (ECA) 55 del Instituto Antártico Chileno (Inach) y de los estudios que realizó la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas (MOP) para emplazar nuevas bases científicas que reemplazarán las instalaciones existentes en las islas Adelaida y Doumer. 

Avance del nuevo rompehielos

 

La Campaña Antártica 2018-2019 no contó con la presencia de una unidad rompehielos ya que el AP-46 Almirante Óscar Viel fue retirado del servicio en el mes de febrero tras cumplir su vida operativa después de cincuenta años de construcción  y servir 24 años en la Armada de Chile.

La institución encargó a Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) un nuevo buque rompehielos cuya construcción se inició en agosto de 2018 y los primeros bloques, tal como dio a conocer Infodefensa.com, se encuentran en proceso de armado en los talleres de la planta industrial Talcahuano.

El buque ejecutará tareas logísticas, operaciones de búsqueda y rescate, investigación científica y reabastecimiento de las bases y estaciones científicas que Chile tiene en el continente blanco. Basado en el diseño Vard 9 203 de la firma canadiense Vard Marine, tendrá una eslora de 111 metros, 21 metros de manga, 7,2 metros de calado y desplazará más de 12.000 toneladas. Dispondrá de un alcance de 14.000 millas náuticas, autonomía para operar 60 días y su velocidad máxima será de 15 nudos

La unidad es del tipo Ice Class (PC5) y podrá romper una capa de hielo de un metro de espesor de un año de antigüedad cubierto con hasta 20 centímetros de nieve a una velocidad de tres nudos.  El buque contará con cubierta de vuelo y hangar para dos helicópteros de transporte AS 332L Super Puma. Tendrá una dotación de 76 tripulantes y podrá transportar en cada viaje a 44 científicos, Para investigación dispondrá de ecosondas, sonares, perfilador de fondo, perfilador de corrientes y posicionador acústico de alta precisión que facilitarán los estudios de oceanografía física, química, geológica y geofísica.

El proyecto de construcción del nuevo rompehielos, denominado Antártica I. contempla un presupuesto de 216 millones de dólares. Se espera que el buque esté terminado en 2022.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje