menú responsive
OPINIÓN
-/5 | 0 votos

Firma Invitada

Francisco Sánchez

Francisco Sánchez es Magister en Ciencias Militares y Planificación Estratégica por la Academia de Guerra del Ejército de Chile; magíster en Historia, mención Historia de Chile y América, por la Universidad de Valparaíso. Profesor de Historia y Ciencias Sociales, licenciado en Historia y licenciado en Educación por la Universidad de Valparaíso, egresado del Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa de la National Defence University de Estados Unidos. 


Chile y el desminado de la zona más austral del mundo

25/11/2019 | Punta Arenas

En diciembre de 1997 Chile firmó el Tratado de Ottawa o la Convención sobre la prohibición del empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonales y sobre su destrucción, cuyo plazo para nuestro país expira en el mes de marzo de 2020.

Cientos de historias se han escrito en estos años en que una a una las minas antipersonales han sido removidas, llegando nuestro país al cumplimiento de objetivos, estando ad portas del cumplimiento del tratado que da a nuestro país un argumento más para posicionarse en el sistema internacional, como un Estado soberano y que cumple con sus compromisos.

En nuestra región no han sido menores los esfuerzos desplegados por el Ejército y la Armada, siendo la Compañía de Desminado Humanitario 'Punta Arenas' una unidad fundamental en Magallanes, tanto continental y Tierra del Fuego, levantando y declarando una a una “terrenos libres de minas”, mucho antes del plazo previsto.

Es de esta forma que estos desminadores, exponiendo su vida al peligro latente, fueron enviados al norte en apoyó a la Compañía de Desminado Humanitario 'Calama', cumpliendo con creces las expectativas, lo que conllevó que asumiera nuevas responsabilidades en apoyo a la Armada de Chile, esta vez en territorios insulares extremos con su despliegue en el archipiélago de las islas Wollaston, específicamente en islas Freycinet y Deceit, complementando las tareas de la Armada de Chile en el desminado en diferentes sectores como son las islas Nueva, Picton y Lennox.

Es de esta forma que superando el aislamiento geográfico, dificultades de las comunicaciones y un clima extremo, esta silenciosa unidad del Ejército de Chile ha realizado una tarea de suma importancia para la región y también para el país, levantando entre los meses de febrero a marzo del presente año 199 minas, sorteando los obstáculos propios de las condiciones que involucraron su operación en la zona.

Es de esta manera que el 7 de octubre nuevamente la Compañía de Desminado Humanitario 'Punta Arenas' se embarcó, esta vez con destino a isla Deceit. No deja de tener un simbolismo que el primer incidente en la Crisis del Beagle, en mayo de 1977, sea uno el último en ser declarado como “Terreno libre de minas”, pues es precisamente demostración de que manera los acuerdos y tratados suscritos por nuestro país se han cumplido, las medidas de confianza mutua han generado efecto y en donde el trabajo constante, silencioso e incomprendido de nuestras Fuerzas Armadas ha sido un pilar fundamental.

Profesionales altamente cualificados

 

Cada uno de los soldados que viajaron a esta peligrosa misión contó con un estricto plan de entrenamiento y preparación, al igual de la coordinación y planificación previa que desde el puesto de mando en Punta Arenas estarán monitoreando las 24 horas como las condiciones atmosféricas, logísticas, de seguridad y apoyo en caso de que sea necesario se desarrollen. Sin lugar a dudas cada uno de los desminadores viajará concentrado en su labor técnica, contando con apoyo de sus familias y camaradas de armas, cumpliendo con Chile.

Su regreso el pasado 15 de noviembre fue en la más absoluta tranquilidad, todos sanos y salvos, superando un viaje con inclemencia climática y el desarrollo de las tareas según lo planificado, eliminando 500 minas antipersonales y certificando tres campos minados por parte de las autoridades competentes.

Fueron 40 días aislados, en donde sin lugar a dudas los hechos ocurridos en Chile continental los debieron de haber sorprendido a su regreso, en especial el ataque que la Escuela de Ingenieros del Ejército, cuna de los zapadores que en aislados territorios cumplían labores cruciales para el cumplimiento de un tratado internacional.

Es así como la Armada en isla Nueva y el Ejército en isla Deceit van escribiendo el final de una larga historia en nuestra región, una que posiciona a Chile como una nación creíble en el cumplimiento de sus compromisos internacionales, pero sobre todo que hay un valor excepcional en su gente que en silencio aporta al desarrollo nacional y mejor entendimiento internacional, son nuestros compatriotas que hacen historia en los aislados rincones de la Región de Magallanes. 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje