menú responsive
OPINIÓN
-/5 | 0 votos

Firma Invitada

Francisco de Paula Romero Garat

El capitán de navío (R) Francisco de Paula Romero Garat es asesor de Defensa de Escribano M&E y especialista en Electrónica, Guerra Electrónica y Sigint.


La OTAN y el coronavirus

21/05/2020 | Madrid

España, como otras naciones pertenecientes a la OTAN, ha solicitado de ésta ayudas para hacer frente a la crisis del coronavirus. Pocos en nuestra nación conocen cual, y cómo es la participación de la Alianza Atlántica en ayuda a la petición de nuestras autoridades, peticiones que se gestionan a través de nuestro Ministerio de Defensa, y es por ello que quiero exponer la respuesta del Consejo Atlántico (NAC) a este desafío y sus aplicaciones prácticas.

El 15 de abril hubo una reunión extraordinaria virtual del NAC en sesión de los ministros de Defensa de la Alianza, y tras ella, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, anunció en una conferencia de prensa on-line, el proceso de participación y respuesta de la Alianza de forma activa en apoyo de los países miembros.

Esta participación y respuesta quedó expuesta en los siguientes puntos:

· Es necesario el apoyo mutuo entre los miembros y el apoyo individual a cada nación miembro.

· El Covid-19, representa un desafío sin precedentes para las naciones miembros y tendrá un profundo impacto en sus habitantes y en sus economías.

· Está produciendo choques y roces entre naciones que podrían tener consecuencias a largo plazo, pero la crisis está demostrando que las naciones de la Alianza son resistentes y están unidas.

· Nuestros ejércitos ya están jugando un papel clave en apoyo de las autoridades civiles nacionales, y ya se están utilizando mecanismos de la OTAN para que los países aliados se ayuden mutuamente para salvar vidas.

· El Mando Operativo de la OTAN ha sido encargado por los ministros de Asuntos Exteriores de coordinar el apoyo militar a esta crisis.

· La OTAN a través de sus agencias, ya ha realizado hasta ese día más de 100 misiones de trasporte de personal médico y suministros de material sanitario para la lucha contra el virus, y ha facilitado la construcción de 25 hospitales de campaña, agregándose más de 25.000 camas para tratamiento y más de 4.000 personal médico militar desplegados en apoyo de los esfuerzos civiles.

· Todos los aliados de la OTAN están padeciendo esta crisis, pero cada uno de una forma distinta.

· La OTAN, soportando prioritariamente esta crisis, no deja de lado a los adversarios potenciales de la Alianza que están buscando explotar la situación en beneficio de sus propios intereses, es posible además, que los grupos terroristas se envalentonen, y por ello es necesario mantener pese a todo, nuestra estrategia de disuasión y defensa porque la misión principal de la Alianza sigue siendo la de garantizar la paz y la estabilidad mundial, protegiendo a su vez en todo lo posible a nuestra fuerzas en las misiones que actualmente están desarrollando.

· Con motivo de la crisis, se ha detectado una importante labor de desinformación por parte de actores estatales como no estatales intentando sembrar divisiones tanto en la Alianza como en Europa intentando socavar nuestras democracias. La OTAN está trabajando junto a la UE respondiendo con firmeza poniendo sus medios contra ello con acciones concretas para identificar, monitorizar y exponer la desinformación.

· La OTAN considera que la pandemia tendrá implicaciones a largo plazo con efectos geopolíticos significativos. Algunos podrían tratar de utilizar la recesión económica previsible como una oportunidad para invertir en nuestras industrias y en infraestructuras críticas, lo que pudiera afectar a nuestra seguridad a largo plazo y a nuestra capacidad para enfrentarnos a nuevas crisis.

· Como consecuencia de las discusiones e intervenciones de los ministros, la OTAN, a través del NAC, junto a la UE, establecerá un plan específico para luchar contra esta crisis, y buscará estar preparados para previsibles crisis futuras.

Como se habrá podido comprobar, un compendio estratégico para hacer frente a la actual y a las previsibles crisis futuras sin dejar de cumplir su misión fundamental, pero independientemente de las amenazas descritas, quiero exponer aquí también, cual es la aportación práctica de la OTAN a esta pandemia, y, para ello, hay que citar obviamente a la agencia que está llevando a cabo la aportación de material y la gestión logística de material sanitario, la NATO Support and Procurement Agency (NSPA) con sede en Capellen (Luxemburgo).

Esta agencia tiene como misión: "Proporcionar una adquisición coherente, racional, efectiva y rentable, incluida la adquisición de armamento, logística, apoyo operativo y de sistemas y servicios, a los aliados y autoridades militares de la OTAN y las naciones asociadas, individual y colectivamente, en tiempos de paz, crisis o guerra, para maximizar la capacidad y flexibilidad de sus Fuerzas Armadas, contingentes y otras organizaciones relevantes, dentro de la orientación proporcionada por el NAC para llevar a cabo sus misiones principales".

Y tiene como visión: ser el principal equipo de proveedores de logística, adquisición y servicios de la OTAN, integrando una red de distribución específica de capacidades a la propia OTAN, sus miembros y los 'partners'. En este sentido, hasta la fecha, ha adquirido y ha hecho la distribución logística de material sanitario de primera necesidad a diferentes miembros, entre ellos y de destacar, a Lituania, Polonia, Bulgaria, Noruega, Italia y España.

Para España, específicamente, la NSPA ha efectuado dos grandes servicios, primero, adquirió Equipos de Protección Personal (PPE), tardándose solamente cuatro días desde la petición a la entrega en Torrejón, el pasado 4 de abril, de cuatro toneladas de cargo. El segundo y, más recientemente, adquirió y entregó el 20 de abril, un cargo de una tonelada y media de productos sanitarios compuesto por mascarillas, guantes y termómetros. Ambos pedidos, fueron entregados posteriormente a las FAS para ser usados por el personal en la operación Balmis para la lucha contra el Covid-19.

Esto no hubiera sido posible si la NSPA no tuviera su cadena de suministros y porque además a través de su específica NATO Airlift Management (NAM) Programm Office, lleva a cabo la adquisición de medios y capacidades y su suministro para las naciones firmantes del Strategic Airlift Capability (SAC), para lo que cuenta con los medios aéreos, aviones y helicópteros precisos. Y aunque España no es miembro del SAC, se utilizó no obstante esta organización.

España es miembro de pleno derecho de la OTAN y un país muy activo en la Alianza. La NSPA como agencia de adquisiciones y sostenimiento está jugando un papel fundamental en esta crisis, y seguirá siendo una organización estratégica en el apoyo a las crisis del futuro, desde el punto de vista nacional, será fundamental implicarla, ahora se ha hecho, y la respuesta no ha podido ser más eficiente y operativa.

 

 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje