LSDH-91 Sargento Aldea, unidad de proyección estratégica de la Armada de Chile
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

LSDH-91 Sargento Aldea, unidad de proyección estratégica de la Armada de Chile

La unidad en el ejercicio Huracán 2015. Foto: Ministerio de Defensa de Chile
|

El buque multipropósito LSDH-91 Sargento Aldea es la principal unidad especialista en operaciones anfibias de la Armada de Chile. Su incorporación representó un importante incremento de capacidades para la institución no tan solo en el plano militar sino que también en el ámbito de la protección civil ante desastres naturales.

Subordinado al Comando Anfibio de Transportes Navales (Comanfitran) y con puerto base en Talcahuano, la unidad permite el despliegue rápido de Fuerzas de Infantería de Marina, medios de asalto anfibio, vehículos de transporte terrestre y fuerzas militares expedicionarias que el mando requiera emplear.

Las capacidades del buque, que prestó servicio en Francia bajo el nombre de L9011 Foudre desde 1990 y que fue incorporado por Chile en 2011, contribuyen al eficaz desarrollo de las operaciones anfibias en cualquier lugar del territorio nacional e internacional.

Asimismo, sus características multipropósito permiten entregar apoyo a comunidades insulares y eventualmente asistencia a la población afectada por catástrofes naturales en cuanto a transporte logístico, evacuación de enfermos y heridos, y evacuación de personas.

Clase Foudre

El buque multipropósito fue construido en Brest por el astillero DCNS (hoy Naval Group) por encargo de la Marina Nacional de Francia. Entró en servicio en 1990 en donde prestó servicio bajo el nombre de TCD Foudre (L9011) hasta su retiro en 2011.

Chile mostró gran interés en incorporar este buque, ya que tras la baja en enero de 2011 de la barcaza LST-93 Valdivia de la clase Newport, no contaba con una unidad que le permitiera desplegar personal y vehículos de manera rápida al lugar que se necesite, tanto en operaciones militares como en caso de desastres naturales.

El Ministerio de Defensa de Chile envió la primera solicitud oficial para negociar la compra en noviembre de 2010. La Armada de Chile informó en octubre de 2011 que se encontraba en la última etapa de negociación para adquirir el Foudre. Finalmente, se firmó en París la carta de intenciones de traspaso de la unidad el 21 de noviembre de 2011.

La compra de este buque, que fue rebautizado LSDH-91 Sargento Aldea y que contempló un programa de formación específico para personal chileno, alcanzó un monto estimado de 43 millones de euros e incluyó además la transferencia de la barcaza LCU Canave (ex Rapière, L-9061) y las barcazas LCM Fuentes (ex CTM 19, Do Ha) y Fuentes (ex CTM 24).

Características técnicas

El LSDH-91 Sargento Aldea tiene 168 metros de eslora, 23,5 metros de manga, 5,2 metros de calado y alcanza una velocidad máxima de 20 nudos. Desplaza 12 mil toneladas y posee una autonomía de 11.000 millas náuticas a una velocidad de 15 nudos. Tiene una dotación de 226 tripulantes, capacidad para 450 Infantes de Marina y puede evacuar a 1.600 civiles.

La unidad es capaz de embarcar 100 vehículos y en su dique inundable, situado a popa, puede transportar una LCU y 4 LCM o bien 10 LCM. Cuenta con un ascensor de carga de 52 toneladas de capacidad y una grúa de 37 toneladas de levante. Posee una extensa cubierta de vuelo y hangar que permite la operación de tres helicópteros

El buque del Comanfitran cuenta con una enfermería que permite brindar apoyo sanitario con capacidad de reanimación y dispone de dos pabellones quirúrgicos y un sector de hospitalización de pacientes.

El sector de hospitalización dispone de 500 metros cuadrados para servicios hospitalarios y cuenta con 50 camas, sala de rayos X, laboratorio de biología, sala de esterilización, clínica dental y sala de tratamiento de quemados.

En cuanto a armamento, la unidad posee tres afustes dobles Simbad para misiles antiaéreos Mistral 3 de MBDA, tres cañones Breda-Mauser de 30 mm y cuatro ametralladoras Browning M2 HB de 12,7 mm.

Apoyo a operaciones de paz y ayuda humanitaria

Tras zarpar del puerto francés de Toulon el 26 de enero de 2012, el LSDH-91 Sargento Aldea recaló en Puerto Príncipe el 15 de febrero de ese año para apoyar a las fuerzas militares nacionales que integraban la Operación de Paz de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haíti (Minustah).

En su estadía de cuatro días, las barcazas Reyes y Fuentes embarcaron en el buque diversos pertrechos y vehículos desplegados en la isla por Chile, en coordinación con la Compañía de Ingenieros de Construcción Horizontal del Ejército y la Agrupación de Helicópteros de la Fuerza Aérea de Chile (FACh).

Sus capacidades de asistencia humanitaria fueron puestas a prueba por primera vez a finales de marzo de 2015 a raíz de un aluvión que afectó a Chañaral, Caldera y alrededores. El buque trasladó colchones, frazadas, agua embotellada y maquinaria pesada para ayudar en las faenas de limpieza y remoción de escombros.

En septiembre del mismo año, el LSDH-91 Sargento Aldea arribó al puerto de Coquimbo para brindar apoyo a la comunidad que sufrió las consecuencias de un terremoto y posterior tsunami en la costa de la región homónima. La unidad se empleó principalmente en tareas de apoyo logístico a las fuerzas desplegadas y plataforma para las acciones aéreas de helicópteros navales.

El buque retornó a Haití en julio de 2017 para traer al último contingente de 55 efectivos y el equipamiento que las Fuerzas Armadas de Chile desplegaron desde el 2004 en Minustah. La unidad embarcó 629 toneladas de carga consistente en 91 vehículos además de 15 contenedores con armamento, sistemas de comunicaciones, equipo médico y vestuario.

En la Antártica

La Armada de Chile desplegó al LSDH-91 Sargento Aldea a finales de 2019 a la Antártica para ejecutar tareas de reaprovisionamiento a instalaciones nacionales y extranjeras en la Antártica. La unidad en su primer viaje al continente blanco reforzó los servicios de abastecimiento y logística antártica tras la baja del rompehielos AP-46 Almirante Viel.

El buque descargó vehículos y motos para la nieve, tambores de combustible y 50 contenedores siendo asistido por el remolcador de flota ATF-67 Lautaro en las bases donde no podía acceder. Asimismo, la unidad apoyó en las labores de búsqueda y rescate de los restos del avión Lockheed Martin KC-130R Hercules de la FACh accidentado en el Paso Drake (Mar de Hoces).

El LSDH-91 Sargento Aldea efectuó entre noviembre y diciembre de 2020 su segunda comisión a la Antártica para trasladar equipo y personal a cargo de una nueva fase del proyecto Hielo que busca mejorar la infraestructura de la base antártica Bernardo O´Higgins del Ejército de Chile.

La unidad trasportó material que fue utilizado por el Comando de Ingenieros del Ejército (actual División de Ingenieros) para la instalación de un box de maquinaria y un puente mecánico para unir el islote Isabel Riquelme con el refugio Rancagua de la institución.

Para la operación, estableció un punto de encuentro con el transporte AP-41 Aquiles y recibió botes de goma Pumar para el desembarco de los efectivos y una barcaza autopropulsada multiuso Skua construida por la planta industrial Magallanes de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) que puede cargar y descargar hasta 20 toneladas.

Asistencia sanitaria

Desde el año 2012 el buque ha realizado también en distintas oportunidades operativos médicos junto con la Fundación Acrux, con el fin de brindar apoyo al sistema de Salud Público y ayudar principalmente a reducir las listas de espera y favorecer a miles de ciudadanos que lo necesitan a lo largo de todo el territorio nacional.

En el marco de la actual emergencia sanitaria del coronavirus, el LSDH-91 Sargento Aldea efectuó intervenciones quirúrgicas de mediana complejidad en apoyo a los hospitales Las Higueras de Talcahuano, Carlos Van Buren de Valparaíso y Gustavo Fricke de Viña del Mar para aminorar y descongestionar la demanda de servicios de salud.

La presencia del buque formó parte de la coordinación realizada entre los ministerios de Defensa y Salud para reforzar la red asistencial, ampliar la capacidad instalada y enfrentar la emergencia sanitaria generada por el brote de Covid-19 en el territorio nacional.

Tras haber realizado 63 intervenciones durante el periodo abril-junio y 41 entre agosto-septiembre de 2020, la unidad prestó en total ayuda quirúrgica a 104 pacientes no Covid que estaban en lista de espera del Hospital Las Higueras de Talcahuano en las áreas maxilofacial, odontología y traumatología.

En cuanto a la colaboración con los hospitales de Valparaíso y Viña del Mar, la unidad realizó 54 cirugías con el Hospital Carlos Van Buren y 125 con el Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar, llegando a un total general de 283 cirugías al 14 de septiembre del 2020.



Recomendamos