Ocho cazas F-18 españoles ya están en Rumanía para proteger el espacio aéreo de la OTAN
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Aire >

Ocho cazas F-18 españoles ya están en Rumanía para proteger el espacio aéreo de la OTAN

El nuevo destacamento aerotáctico Viespe del Ejército del Aire operará desde la base de Festeti
Caza f18 rumania ejercito del aire
Cazas F-18 en la base de aérea de Festeti. Foto: Emad
|

Ocho aviones de combate F-18 y los primeros componentes del nuevo destacamento aerotáctico Viespe del Ejército del Aire y del Espacio han aterrizado este viernes en la base aérea Fetesti de Rumanía para integrarse en la operación Policía Aérea reforzada (EAP, por sus siglas en inglés) a partir del próximo 1 de diciembre.

Los cazas del Ala 15 de la base aérea de Zaragoza y un total de 130 hombres y mujeres componen este destacamento, que llevará a cabo una nueva misión dentro de la EAP, bajo control operativo nacional del Mando de Operaciones.

España aporta este destacamento como respuesta a la solicitud de la OTAN de mantener e incrementar la contribución de los aliados para proporcionar un escudo aéreo en el flanco este, después de la invasión rusa de Ucrania. 

A la vez, en la vecina Bulgaria, seis cazas Eurofighter y 130 aviadores del Ejército del Aire y del Espacio forman el destacamento Orel, desplegado en la base aérea de Bezmer en Bulgaria en la misma operación aliada. En este caso, los cazas y el personal llegaron a mediados de noviembre y regresarán a España el próximo 2 de diciembre.

Policía Aérea reforzada de la OTAN

La operación Policía Aérea reforzada (EAP), explica el Estado Mayor de la Defensa (Emad), forma parte del esfuerzo colectivo de la Alianza en la vigilancia del espacio aéreo de sus miembros, en particular de los que se encuentran en la conocida como Zona de Aplicación Meridional, como Rumanía, Bulgaria o Albania. 

El despliegue aliado en el sureste de Europa se desarrolla bajo el mandato de la OTAN en el marco de la defensa colectiva aliada.

Esta misión de policía aérea es una de las medidas de garantía de la OTAN introducidas en 2014, tras la anexión rusa de Crimea, con el objetivo de incrementar las capacidades existentes de los países aliados a lo largo del flanco oriental de la Alianza y, con ello, resalta el Emad, "demostrar la determinación colectiva de disuasión hacia cualquier adversario que suponga una potencial amenaza de agresión contra un estado miembro de la OTAN". 




Recomendamos


Lo más visto