menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Proyecto Antártica I

Asmar muestra a Desbordes los avances en el rompehielos Viel de la Armada de Chile

El ministro en la grada de construcción junto a integrantes del Alto Mando de la Armada. Foto: Ministerio de Defensa de Chile

El ministro en la grada de construcción junto a integrantes del Alto Mando de la Armada. Foto: Ministerio de Defensa de Chile

20/11/2020 | Valparaíso

Nicolás García

El ministro de Defensa Nacional, Mario Desbordes, efectuó el 19 de noviembre una visita a las la planta industrial Talcahuano de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) para conocer en detalle el proceso de construcción del rompehielos Almirante Viel de la Armada de Chile.

El nuevo buque, cuya construcción comenzó en agosto de 2018, reemplazará al rompehielos del mismo nombre que brindó valiosos servicios de abastecimiento y logística antártica al país por 24 años y que fue retirado de la institución en febrero de 2019 tras cumplir su vida útil.

La autoridad fue acompañada por el jefe del Estado Mayor General de la Armada, vicealmirante Guillermo Lüttges; el director general de los Servicios de la Armada, vicealmirante Marcelo Gómez; el director de Programas, Investigación y Desarrollo de la Armada, contraalmirante Ramiro Navajas; y el director de Asmar, contraalmirante Luis Kohler.

Desbordes se interiorizó del plan de inversiones que permitió ampliar las capacidades productivas del astillero y que contempló la compra de una línea de soldadura automática de planchas, una máquina curvadora de perfiles, mesas de armado de bloques, una grúa pórtico Konecranes de 150 toneladas de levante, un carro multirruedas autopropulsado de 210 toneladas, la ampliación de la maestranza y construcción de dos galpones techados.

La visita del ministro incluyó un recorrido por el taller de acero, el taller de armado de bloques y paneles y la grada de Asmar Talcahuano en donde pudo apreciar el proceso de construcción del buque. El rompehielos Almirante Óscar Viel presenta a la fecha un avance del 35% y estaría operativo a fines de 2023.

Un proyecto estratégico

 

El buque es el más grande y complejo que ha construido Asmar en su historia y el primero de su tipo que se produce en un astillero del Pacífico Sur Oriental. Será capaz de realizar tareas logísticas, operaciones de búsqueda y rescate, investigación científica y reabastecimiento de las bases y estaciones científicas que Chile posee en el continente blanco. 

El país comenzó a evaluar distintas opciones en 2011 para reemplazar al rompehielos AP-46 Almirante Óscar Viel que se acercaba al final de su vida útil. Luego de descartar la compra de un rompehielos usado de 6.000 toneldas por no existir en el mercado unidades que tuvieran una vida útil de 20 años, la institución decidió encargar la construcción de una nueva unidad.

La Marina de Chile otorgó a Asmar en marzo de 2015 un contrato para la definición conceptual de un buque antártico y la selección de un diseño de ingeniería básica. El astillero realizó un concurso internacional y seleccionó el modelo Vard 9 203 propuesto por la firma canadiense Vard Marine del grupo italiano Fincantieri.

La presidente Michelle Bachelet firmó el 8 de febrero de 2017 el Decreto Supremo N°22/2017 que autorizó la construcción del rompehielos chileno. El contrato entre Asmar y la Armada de Chile se firmó el 23 de noviembre de 2017 y está valorado en un monto de 216 millones de dólares. 

La ceremonia de colocación del primer bloque del rompehielos se realizó el 18 de julio de 2019. Asmar Talcahuano espera realizar la botadura del buque al mar en agosto de 2022 y entregar el rompehielos a la Armada de Chile en el año 2023.

Características técnicas

 

El Almirante Viel tiene clasificación Ice Class (PC5) y será capaz de romper una capa de hielo de un metro de espesor de un año de antigüedad cubierto con hasta 20 centímetros de nieve a una velocidad de tres nudos. 

El rompehielos poseerá una eslora de 111 metros, 21 metros de manga y 7,2 metros de calado y será capaz de operar a una temperatura de -30°C. Dispondrá de un alcance de 14.000 millas náuticas, autonomía para operar 60 días y su velocidad máxima será de 15 nudos. Contará con 76 tripulantes y podrá transportar en cada viaje a 44 científicos. 

La unidad tendrá dos motores marinos de 4.700 kW, una línea completa de propulsión y hélice, un propulsor de proa, tecnología de posicionamiento dinámico SeaStream (DP) y un sistema de automatización para optimizar el rendimiento de los motores del fabricante GE's Electric Marine Solutions además de dos generadores de 4.700 bkW y dos generadores de 1.900 bkW.

El buque poseerá cubierta de vuelo y hangar para dos helicópteros de transporte Airbus AS 332L Super Puma. Dispondrá de ecosondas, sonares, perfilador de fondo, perfilador de corrientes y posicionador acústico de alta precisión de Kongsberg Maritime que facilitarán los estudios de oceanografía física, química, geológica y geofísica.

Además de su capacidad científica, el buque podrá ejecutar misiones de búsqueda y rescate en caso de siniestros marítimos, aéreos o terrestres en la Antártica empleando para ello dos helicópteros embarcados, dos botes de rescate Pumar y una enfermería con capacidad quirúrgica. Asimismo, estará habilitado para realizar fiscalización pesquera como buque inspector en embarcaciones que extraigan recursos marinos en el área antártica.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje