Seafuture cierra en La Spezia entre luces y sombras
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Análisis Infodefensa >

Seafuture cierra en La Spezia entre luces y sombras

|

El viernes 1 de octubre se clausuró la 7ª edición de Seafuture, la feria italiana de la defensa, la industria marítima y el mar, entre algunos destellos de sol y algunas sombras. Los organizadores merecen un reconocimiento por su gran valentía a la hora de seguir organizando este evento, que ciertamente ha seguido progresando desde su primera edición en su papel principal de convención empresarial de tecnología marítima. 

El número récord de expositores (más de 200) en esta edición demuestra que sigue siendo una feria demasiado local y totalmente italiana. Los grandes nombres italianos estaban presentes y, por supuesto, no podían faltar: Fincantieri, Leonardo, MDBA, Elettronica. Presentes otros nombres de la industria naval italiana: Intermarine, Cantieri Navali Vittoria, Drass. Lamentablemente, hubo pocos nombres internacionales, y en los próximos dos años la organización tendrá que trabajar duro para asegurar la presencia de empresas extranjeras, lo que sin duda estimulará el crecimiento de este evento. Hay que agradecer a Francia que probablemente por su proximidad a la ciudad estuvo presente con un pequeño pabellón y una docena de empresas, entre ellas iXblue

Por lo demás, una extraordinaria cadena de pequeñas empresas del sector, que representa para Italia un punto de excelencia en su industria marítima y su PIB, que está en alza tras la grave crisis que ha afectado al mundo. Se trata de una inmensa realidad de innovación tecnológica, progreso científico, desarrollo comercial y económico, que pone en valor el mar, un recurso natural que rodea a Italia de forma envolvente y estratégica. Como afirmó el Ministro de Defensa en su discurso de inauguración, la industria italiana, representada aquí a un nivel de excelencia, es una de las realidades nacionales más competitivas, incubadora e impulsora de la innovación tecnológica, una riqueza de conocimientos y empleo cualificado capaz de combinar aspectos esenciales de la seguridad y la proyección internacional de Italia, con un efecto impulsor también en la economía nacional. 

El mar siempre será decisivo a nivel nacional para el crecimiento tecnológico del país, ya que la industria se enfrenta a los retos globales lanzados por la competitividad de la transición digital y la ecosostenibilidad. Y el éxito de esto se ha visto en los últimos años, especialmente con Fincantieri, y no sólo en el sector militar, que junto con Leonardo son el verdadero motor de la industria naval y de defensa del país. Los contratos de suministro de buques a Qatar, Egipto e Indonesia, y el contrato con la US Navy para los dos primeros [buques] Constellation, han dado un mensaje fuerte y claro a los principales competidores internacionales para los próximos años.

Como siempre, la Marina Militar Italiana fue un anfitrión digno de su calibre. Sus buques, entre ellos el imponente FREMM Luigi Rizzo y el espectacular buque escuela Amerigo Vespucci, fueron el telón de fondo de los pabellones instalados en el hermoso y antiguo Arsenal Militar.

Hubo muchos visitantes, se dice que unos 12.000, para un periodo tan complicado en términos de salud. Se anunciaron 50 delegaciones extranjeras, a las que asistieron numerosos agregados militares en Roma, por lo que, desafortunadamente, no todos tuvieron el valor de enfrentarse a las dificultades de viajar entre tampones y cuarentenas. Pero hay que decir que se pudieron ver muchos uniformes diferentes cruzando los pasillos de la exposición.

El Gobierno italiano prestó todo su apoyo con la presencia del ministro de Defensa [Lorenzo] Guerini, que inauguró el acto, y del ministro de Desarrollo Económico [Giancarlo] Giorgetti y, al final, de la subsecretaria de Estado de Defensa, la senadora Stefania Pucciarelli, mientras que en el plano militar intervinieron el jefe y el subjefe del Estado Mayor de la Marina Militar italiana, los almirantes Giuseppe Cavo Dragone y Aurelio De Carolis.

No hubo manifestaciones pacifistas frente al Arsenal, aunque se temían y algunos periódicos habían criticado la "feria de armas". De hecho, Seafuture es la primera feria "casi" militar después de la Exposición Naval de Génova, que desgraciadamente tuvo que cerrarse para siempre en la década de 1980 debido a las repetidas y a veces violentas protestas de los grupos pacifistas. De hecho, el arma más temible expuesta era probablemente un maravilloso ejemplar de museo del antiguo y mortífero [torpedo humano] maiale utilizado por los asaltantes italianos durante la Segunda Guerra Mundial para atacar a los barcos aliados.

Cabe destacar los dos seminarios organizados por el Instituto Hidrográfico Italiano de la Marina, dedicados a la investigación hidrográfica e Italia en el Ártico-Alto Norte 2021, y los diversos paneles y conferencias que caracterizaron este evento internacional decididamente estimulante para desarrollar una mayor conciencia común del papel indispensable que el aspecto marítimo ha desempeñado siempre en el desarrollo de nuestra civilización.

Ha sido presentado también el proyecto de la Marina Militar Italiana Tender to Nave Italia, que se desarrolla a bordo del bergantín que tiene el mismo nombre. Se trata de proyectos educativos que se llevan a cabo a bordo siguiendo el método de la terapia de aventura. Nave Italia se convierte así en un extraordinario vehículo para la realización de programas de rehabilitación dirigidos a jóvenes especiales, con discapacidades cognitivas, déficits sensoriales, enfermedades genéticas, malestar psíquico y social, en las diversas formas en las que se manifiesta.

No hubo anuncios sensacionales, de hecho, no esperábamos ninguno, pero Seafuture no nació para disparar fuegos artificiales como en otras exposiciones más blasonadas. Seafuture nació para consolidar la sólida reputación de altísima calidad y fiabilidad de Italia y toda su cadena tecnológica, científica e industrial. 




Recomendamos