Cazas F35 y F15, destructores, misiles Patriot y blindados Stryker: EEUU refuerza sus capacidades en Europa
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

Cazas F35 y F15, destructores, misiles Patriot y blindados Stryker: EEUU refuerza sus capacidades en Europa

Biden anuncia en Madrid nuevos incrementos de sus fuerzas en el viejo continente, en un notable cambio de estrategia por la invasión de Ucrania
Joe Biden interviene en Madrid ante el presidente español. Pedro Sánchez. Foto La Moncloa
Joe Biden interviene en Madrid ante el presidente español. Pedro Sánchez. Foto La Moncloa
|

La invasión rusa de Ucrania ha trastocado notablemente los planes estratégicos de EEUU. El reenfoque hacia la región de Asia-Pacífico en detrimento de su tradicional presencia militar en Europa, que preconizó especialmente el anterior presidente norteamericano, Donald Trump, no va a tener lugar finalmente en los términos previstos. El lejano oriente, con China como gran contrincante mundial, sigue centrando el punto de mira de la estrategia de Washington, pero sin que finalmente vaya en detrimento de su presencia en Europa. Al contrario, El Pentágono va a incrementar su presencia en el viejo continente.

El presidente estadounidense, Joe Biden, ha anunciado esta semana en Madrid, durante la cumbre de la OTAN, la ampliación de la presencia de tropas de su país en Europa junto al fortalecimiento de la Alianza Atlántica. En este encuentro, ha concretado, “anuncio que Estados Unidos mejorará nuestra postura de fuerzas en Europa para responder al cambio [en el] entorno de seguridad, así como para reforzar nuestra seguridad colectiva".

El Pentágono recuerda que antes de estas palabras de Biden, Estados Unidos, ya había reforzado su presencia militar en Europa con el envío de 20.000 militares más, con los que sus tropas en el viejo continente ya superan en la actualidad los 100.000 soldados, muchos de ellos en el frente oriental de la Alianza. A ellos se van a sumar, según ha trascendido ahora, más destructores y más aviones de combate F35, con los que se refuerzan los movimientos realizados por EEUU desde que se inició la guerra, el 24 de febrero, y que incluye el traslado de más sistemas de defensa Patriot, cazas F-15 y blindados Stryker, entre otros, al frente oriental de la OTAN.

Tras adelantar a su llegada a Madrid que el número de destructores de su país emplazados en la Base Naval de Rota, en España, sumará dos nuevas unidades, hasta contar con seis, Biden ha revelado después que en Polonia se va a establecer “un cuartel general permanente del V Cuerpo de Ejército de Estados Unidos y a reforzar la interoperabilidad de la OTAN en todo el flanco oriental”. La nueva infraestructura estará configurada como un puesto de mando avanzado, un cuartel general de guarnición del Ejército y un batallón de apoyo sobre el terreno.

El Departamento de Defensa norteamericano ha detallado que Estados Unidos también mantendrá la importante presencia de fuerzas rotativas en Polonia, lo que incluye un equipo de combate de brigada blindada, un elemento de brigada de aviación de combate y un elemento de cuartel general de división.

Además, Estados Unidos va a emplazar en Rumanía un equipo de combate de brigada de rotación adicional, que “mantendrá la capacidad de desplegar elementos subordinados”, y también “reforzará sus despliegues rotativos en las repúblicas bálticas”, lo que incluye fuerzas blindadas, de aviación, de defensa aérea y de operaciones especiales. En las repúblicas bálticas, Washington va a intensificar igualmente el entrenamiento de las tropas locales, “para mantener las capacidades de combate”, de acuerdo con la información facilitada por el Pentágono.

Aviones de combate de quinta generación

El propio Biden ha sido el encargado de revelar además el despliegue de dos escuadrones adicionales de aviones de combate F-35 en la base RAF Lakenheath, al sureste de Inglaterra. “Estos cazas de quinta generación se sumarán al apoyo aéreo a las fuerzas de la OTAN en toda Europa”, ha especificado el Departamento de Defensa.

El presidente ha añadido que también se desplegarán activos adicionales de defensa aérea, logística e ingeniería en Alemania y se añadirán capacidades de defensa aérea a las fuerzas en Italia.

Estos cambios se suman a los despliegues realizados desde que Putin invadió Ucrania “y desafió directamente la infraestructura basada en reglas que ha servido al mundo desde la Segunda Guerra Mundial”. La respuesta de Estados Unidos incluye el envío de fuerzas aerotransportadas desde Italia al flanco oriental, unidades con blindados Stryker a los estados de primera línea, baterías Patriot a Eslovaquia y Polonia, y aviones F-15 del Reino Unido a Polonia.

Estos movimientos "reflejan el reconocimiento por parte del gobierno de Estados Unidos de que el entorno de seguridad ha cambiado y, en particular, en la [zona de responsabilidad] de la OTAN”, ha explicado Celeste Wallander, adjunta al Departamento de Defensa. Ahora, ha añadido, “los países del Este se enfrentan a una mayor amenaza por parte de un liderazgo ruso que se ha mostrado dispuesto y capaz de lanzar ataques militares contra los países fronterizos".

Fuertes frente a Putin

El Pentágono encuadra las medidas en los “esfuerzos del presidente ruso Vladimir Putin por hacer añicos la alianza transatlántica”. En palabras de Biden, “la OTAN es fuerte, está unida, y los pasos que estamos dando durante esta cumbre van a aumentar aún más nuestra fuerza colectiva". El nuevo contexto atlantista contrasta notablemente con el de hace apenas tres años, cuando el presidente francés, Emmanuel Macron, llegó a diagnosticar la “muerte cerebral” de la Alianza, por el inmovilismo que se le atribuía entonces. La relación entre ambas orillas del Atlántico pasaba entonces por unos de sus momentos más bajos. Tiempo antes, Trump llegó a amenazar con sacar a Estados Unidos de la OTAN, aunque después lo negó.

En Madrid, en cambio, los líderes de los países miembros de la OTAN han acordado dotarse de más recursos militares para reforzar su posición.

China, nuevo desafío estratégico

Además de centrar su interés en Europa, la Alianza se ha comprometido a incrementar su interés por China, de la que ha apuntado que supone un desafío estratégico para la organización. Es la primera vez que el gigante asiático aparece en el denominado Concepto Estratégico de la OTAN, desde que se elaboró el primero, en 1949. Los líderes se han cuidado de no calificar a Pekín como adversario, pero en todo caso la nueva postura, evidenciada además por la presencia de los dirigentes de Japón, Australia, Corea del Sur y Nueva Zelanda en la cumbre Madrid, no ha sentado nada bien a las autoridades chinas, que ya han respondido mostrando su incomodidad por la nueva postura atlantista. 




Recomendamos


Lo más visto