menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

El Gobierno de coalición está dividido

Austria se debate entre continuar con el Eurofighter o comprar el Gripen

Eurofighter de la Fuerza Aérea de Austria. Foto: Ministerio Defensa de Austria

Eurofighter de la Fuerza Aérea de Austria. Foto: Ministerio Defensa de Austria

13/12/2018 | Viena

Infodefensa.com

El Gobierno austriaco no tiene claro si mantener operativa su flota de aviones de combate Eurofighter, lo que conllevaría un gasto en mejoras, o sustituirla por cazas Gripen, de la sueca Saab. Viena mantiene un desencuentro con el socio principal del primero, Airbus Defence and Space, tras presentar a principios de 2017 una denuncia por presunto fraude en la adquisición de estos aviones.

Austria encargó en 2003 un total de 18 Eurofighter por un montante inicial de 2.000 millones de euros, aunque finalmente, tras renegociar el acuerdo un nuevo Gobierno, las adquisiciones se limitaron a 15 aeronaves por 1.700 millones.

El contrato inicial, suscrito por el entonces Gobierno conservador en el poder, levantó sospechas desde el primer momento, de ahí que en 2006 se llegó a crear una comisión de investigación parlamentaria que acabó clausurada sin llegar a nada concreto.

Posteriormente, a finales de 2012, el Ministerio de Defensa comenzó a estudiar el caso para aclarar las sospechas sobre esta venta. En aquel año, Austria llegó a afirmar que si descubría prácticas corruptas podría acabar pidiendo la rescisión del contrato y la correspondiente devolución de los aviones. De acuerdo con la investigación ministerial, el perjuicio denunciado podía haber llegado a cuantificarse en 1.100 millones de euros.

Finalmente los tribunales impusieron una “sanción administrativa” de 81,25 millones a Airbus Defence and Space por “incumplimiento no doloso de las obligaciones de supervisión” en la venta de los 15 aviones a Austria en 2003.

El Ministerio de Defensa del país demandó en febrero de 2017 a Eurofighter Jagdflugzeug GmbH y Airbus, del que la primera es su principal accionista, por supuesto fraude en la venta de cazas de este modelo destinados a la Fuerza Aérea del país. Airbus consideró entonces que esas reclamaciones, presentadas ante el juez 16 años después de la licitación y ocho años tras la entrega de la última aeronave, parecían “disparatadas y con una motivación política”, como afirmaron entonces a Infodefensa.com fuentes de la compañía.

Un gasto similar

 

El nuevo Gobierno del país, formado desde hace un año por una coalición entre el partido conservador ÖVP y el liberal FPÖ, de tinte ultraderechista, comenzó a principios de año a estudiar las nuevas opciones de defensa aérea para el país. De acuerdo con medios locales, ambos partidos están ahora divididos entre la posibilidad de reemplazar los Eurofighter con aviones de Saab, por la que abogan los ultraderechistas, y quedarse con ellos pese a la batalla legal abierta con Airbus, que es lo que prefieren los conservadores.

No es probable que se adopte una decisión definitiva en lo que queda de año, informa Reuters. Tanto si se compran nuevos Gripen como si se continúa con los Eurofighter, el presupuesto austriaco debería hacer frente a un gasto similar, en torno a 2.000 millones de euros, ya que los aparatos ahora en servicio precisarán mejoras y probablemente serán equipados con sistemas de armas adicionales, añade la fuente.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje