menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Entrará en servicio en 2027

La Royal Navy destaca el aporte de la Armada de Chile en la fragata Type 31

Render conceptual de la fragata Type 31. Imagen: Royal Navy

Render conceptual de la fragata Type 31. Imagen: Royal Navy

25/05/2020 | Valparaíso

Nicolás García

El First Sea Lord de la Real Armada Británica (Royal Navy), almirante Tony Radakin, efectuó un reconocimiento a la ayuda brindada por la Armada de Chile en el diseño de la fragata Type 31 y en el desarrollo del misil CAMM y el sonar remolcado 2087, estos dos últimos en servicio en las fragatas Type 23 de ambos países.

La autoridad naval del Reino Unido entregó este agradecimiento en un mensaje enviado para saludar a la institución con motivo del aniversario 141 de las Glorias Navales, conmemoración que en esta ocasión prescindió de desfiles militares en Chile y se desarrolló principalmente de manera virtual producto de la emergencia sanitaria del Covid-19.

El almirante resaltó "que nuestra relación es tanto del futuro, como del pasado, ya sea trabajando en conjunto en el desarrollo del Sea Ceptor (CAMM) y el sonar 2087, o sus consejos durante el desarrollo y el diseño de las fragatas Type 31 o nuestro programa de intercambio. Nuestras armadas se encuentran lado a lado y estoy seguro que vendrá mucho más".

Radakin señaló al iniciar su alocución el nexo de larga data que existe entre las dos armadas que se remonta a la independencia y en el que el almirante Thomas Cochrane jugó un rol clave en la formación de la Armada de Chile y en las victorias navales decisivas para consolidar este proceso. "Es muy apropiado que uno de nuestros edificios más significativos en la base naval de Portsmouth, sea ahora conocido como Edificio Cochrane en su honor".

El First Sea Lord mencionó además el intercambio de conocimientos respecto a las fragatas Type 23, buques que en el caso de Chile están recibiendo una extensa modernización en Asmar Talcahuano, y la investigación desarrollada por científicos chilenos "que se unen al HMS Protector para ayudarnos a conocer más del Atlántico Sur y la región Antártica", agregó.

Programa de Construcción Naval

 

Si bien la referencia del almirante Radakin no especifica en que consistió el aporte chileno en el programa de las fragatas Type 31, esto adquiere especial relevancia ya que ese modelo podría ser uno de los candidatos que podrían participar en el Plan Nacional Continuo de Construcción Naval que la institución pretende desarrollar para el reemplazo de sus principales unidades de superficie una vez que cumplan su vida operativa.

La concreción de este programa permitiría al país dejar de depender de la oferta de buques usados. Esta alternativa no permite incorporar las unidades que la institución necesita y la inversión genera pocos réditos en el país. Un buque usado tiene una vida útil más corta lo que provoca gastos mayores en mantenimiento y genera la necesidad de su reemplazo en un horizonte más corto a diferencia de una plataforma de nueva construcción.

En una entrevista realizada por Infodefensa.com, el director de Programas, Investigación y Desarrollo de la Armada (Diprida), contraalmirante Ramiro Navajas, destacó que un Plan Nacional Continuo de Construcción Naval permitiría "planificar las entradas en servicio y las bajas de los distintos buques de acuerdo a nuestra realidad como país y alcanzar una eficiencia logística que finalmente impacta en tener mayor disponibilidad de nuestros medios".

La institución encargó un estudio de factibilidad técnica y económica a la Pontificia Universidad Católica de Chile (UC) en 2019 para poder implementar y desarrollar este plan. El estudio plantea la construcción de una fragata de 5.200 toneladas de desplazamiento y 132 metros de eslora. El buque alcanzaría una velocidad máxima de 28 nudos y una vida útil de 35 años. La construcción de cada unidad en Talcahuano requeriría 3,5 millones de horas-hombre y cinco años. La construcción de la primera unidad debería iniciarse a fines de la década de 2020.

Respecto a ese análisis, Navajas indicó que "la PUC debió caracterizar una fragata con el propósito de estudiar en detalle sus costos, espacios de productos, plazos de construcción y un sin número de aspectos propios de una evaluación social y económica de un proyecto complejo y de la envergadura que implica construir fragatas en Chile. Por lo tanto, esas cifras son referenciales. Sin embargo, por las características de nuestros mares y escenarios de operación, requerimos buques de dimensiones aproximadas dentro del rango que establece el estudio".

En caso de autorizarse el programa, se "debería licitar el diseño de la fragata que cumpla con los Requerimientos de Alto Nivel, por lo que las dimensiones finales de los buques no necesariamente serán igual a los planteados en el estudio, pero seguramente estarán cerca de esas dimensiones" aseveró el responsable de Diprida.

Fragata Type 31

 

El programa de la fragata Type 31 fue lanzado por el Reino Unido en septiembre de 2017 y contempla la compra de un lote de cinco unidades que reemplazarán a igual número de buques de la versión de propósito general de las fragatas Type 23. La Royal Navy planea emplear estas fragatas en tareas de escolta, seguridad marítima y lucha contra la piratería. 

El Ministerio de Defensa del Reino Unido (MoD) estableció un precio de 250 millones de libras para cada uno de los cinco buques. Como parte de la nueva estrategia de construcción naval, el Gobierno del Reino Unido ha enfatizado la construcción modular y la flexibilidad de diseño en el buque para generar oportunidades de exportación a otros mercados.

En la lista corta del concurso fueron seleccionadas las ofertas del consorcio Babcock Team 31 con el diseño Arrowhead 140 basado en las fragatas danesas Iver Huitfeldt; Bae Systems y Cammel Laird que propusieron el modelo Leander; y Atlas Elektronic UK y ThyssenKrupp Marine Systems (TKMS) que postularon un diseño derivado de la fragata Meko A-200.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, anunció en septiembre de 2019 que la alternativa elegida era la propuesta de Babcock Team 31. Este consorcio es integrado por las empresas Thales, OMT, BMT, Harland and Wolff y Ferguson. La primera unidad se lanzará en 2023 y la clase deberá iniciar su servicio en 2027.

Los buques contarán con un cañón Bae Systems Mk 110 Mod 0 de 57 mm, el sistema de gestión de combate (CMS) Tacticos y radar AESA de Thales, sistema de defensa antiaérea Sea Ceptor de MBDA y hangar y una cubierta de vuelo para un helicóptero de diez toneladas. Babcock anunció recientemente que las unidades tendrán motores y generadores diésel de MTU Rolls Royce, cajas de cambios de Renk y hélices y sus líneas de eje de MAN Energy Solutions, entre otras soluciones.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje