La Armada de Chile amplía sus capacidades con las fragatas antiaéreas clase Adelaide
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

La Armada de Chile amplía sus capacidades con las fragatas antiaéreas clase Adelaide

La FFG-14 Almirante Latorre es una de las dos fragatas clase Adelaide que incorporó la Escuadra Nacional en 2020. Foto: Armada de Chile
|

La Armada de Chile finaliza este año 2020 con la incorporación de las fragatas antiaéreas clase Adelaide, el término de la modernización de la segunda fragata antisubmarina Type 23 y la compra del buque de apoyo oceánico ATF-65 Janequeo.

La adquisición de las fragatas FFG-11 Capitán Prat (ex HMAS Newcastle) y FFG-14 Almirante Latorre (ex HMAS Melbourne) a Australia permitió a la institución reemplazar a las fragatas antiaéreas clase L de origen neerlandés que cumplieron su vida útil por obsolescencia logística.

Las nuevas unidades cuentan con los misiles antiáereos Raytheon SM2 Block IIIA que proporcionan un sofisticado sistema de defensa de zona con un alcance que excede los 166 kms y que incrementan significativamente la cobertura antiaérea de la Escuadra Nacional.

Los buques fueron adquiridos en 2019 en una transferencia de gobierno a gobierno entre Chile y Australia. La incorporación de los buques consideró un completo paquete logístico y cursos de capacitación técnica como parte del programa de entrenamiento brindado por el país oceánico.

El 15 de abril se desarrolló en Sidney la Ceremonia de Izamiento del Pabellón Nacional. Los buques zarparon de esa ciudad el 26 de mayo y realizaron una escala técnica en Papeete. Las unidades arribaron finalmente el 18 de junio al puerto de Valparaíso.

Modernización de la fragata Lynch

La institución alcanzó un nuevo hito en el proyecto Pidaa con el término de la modernización de la fragata antisubmarina Type 23 FF-07 Almirante Lynch en las instalaciones de la planta industrial Talcahuano de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar).

El buque es la segunda de las tres fragatas antisubmarinas Type 23 de la institución que recibe el sistema de gestión de combate CMS 330 de Lockheed Martin Canada, el radar naval multifunción de vigilancia y adquisición de blancos TRS-4D de Hensoldt y el misil antiaéreo/antimisil de guía activa CAMM de MBDA.

La modernización de la FF-07 Almirante Lynch comenzó en junio de 2019. Los trabajos fueron suspendidos temporalmente en junio de 2020 producto de un brote de coronavirus en su tripulación. Tras un paso por Valparaíso, que se extendió entre agosto y noviembre, la fragata retornó a Talcahuano en noviembre para concluir el montaje del radar TRS-4D.

Respecto a la tercera fragata antisubmarina Type 23 de la Armada de Chile, FF-06 Almirante Condell, el proceso de modernización se inició en las instalaciones de Asmar Talcahuano a comienzos de septiembre de 2020 y se desarrollará hasta el 2021.

ATF-65 Janequeo

La Armada de Chile adquirió en 2020 un buque de apoyo oceánico tipo Anchor Handling Towing Supply Vessel (Ahtsv) al astillero indio Larsen & Toubro Shipbuilding por un valor de 11,5 millones de dólares. La nueva unidad, que recibirá el nombre de ATF-65 Janequeo, permitirá reforzar y apoyar el despliegue de los buques de la Escuadra Nacional como también ejecutar roles de rescate y salvataje submarino.

El navío pertenecía a un encargo de cuatro buques de suministro (PSV) y dos Ahtsv realizado en 2016 por Halul Offshore Services Co. WLL (HOSC) de Catar a L&T Shipbuilding. HOSC canceló su compra en 2016 por la caída en la demanda de servicios de la industria petrolera y L&T Shipbuilding puso en venta estas unidades en el año 2018.

La compra del buque se realizó a través de la modalidad de Ventas Militares Extranjeras (FMS) del Departamento de Defensa de Estados Unidos y fue gestionado por el Naval Sea Systems Command (Navsea).

El ATF-65 Janequeo ha recibido una serie de trabajos en las instalaciones de Kattupalli, al norte de Chennai, que incluyeron mejoras en habitabilidad e instalaciones sanitarias además de una nueva pintura gris naval en la superestructura, cubierta y casco del buque. Se espera que arriba a Chile a finales de enero de 2021.

Construcción del rompehielos Almirante Viel

La planta industrial Talcahuano de Asmar registraba a comienzos de noviembre un 35% de avance en el programa de construcción del rompehielos Almirante Óscar Viel de la Armada de Chile.

El buque, el más grande y complejo que haya desarrollado la empresa en su historia, cumplirá un rol fundamental en la conectividad antártica nacional y será capaz de realizar tareas logísticas, operaciones de búsqueda y rescate, investigación científica y reabastecimiento de las bases y estaciones científicas que Chile posee en el continente blanco.

El proyecto Antártica I experimenta retrasos producto del coronavirus lo que ha obligado a la reprogramación de la entrega de equipos principales por parte de proveedores internacionales y a contratar a empresas locales para que apoyen el armado de bloques ya que las cuarentenas han impedido al astillero contar con todo su personal.

El contrato de construcción entre Asmar y la Armada de Chile se firmó el 23 de noviembre de 2017 y está valorado en un monto de 216 millones de dólares La empresa espera entregar el buque en 2024 para que la primera dotación inicie su entrenamiento y pueda desarrollar la primera campaña antártica a fines de ese año.

Reemplazo de buques anfibios

La institución tiene en marcha el proyecto Escotillón IV que pretende reemplazar a las barcazas Rancagua, Chacabuco y al transporte Aquiles por unidades multipropósito diseñadas de acuerdo a las necesidades y requerimientos específicos de la Armada de Chile.

La intención de la institución es iniciar la construcción de los tres buques de transporte anfibio una vez terminado el rompehielos Almirante Óscar Viel.

La institución efectuó en 2019 la consolidación de los Requerimientos de Alto Nivel (RAN) del proyecto Escotillón IV mientras que Asmar desarrolló la Especificación Técnica de Requerimientos y preseleccionó tres firmas para la licitación de ingeniería básica del buque.

El proyecto, que espera iniciar a fines del 2022 ó 2023 la construcción de los primeros bloques en Asmar Talcahuano, incluirá además una cuarta unidad que reemplazará al buque multipropósito LSDH-91 Sargento Aldea.

El arribo del H125

La Armada de Chile recibió oficialmente el 22 de diciembre el primero de cinco helicópteros livianos monomotor H125 adquiridos a Airbus Helicopters que permitirán reforzar las misiones de búsqueda y rescate marítimo y las labores de Policía Marítima y apoyo logístico insular.

La incorporación de las nuevas aeronaves forma parte del proyecto Gaviota impulsado por la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar) para reemplazar a la antigua flota de helicópteros Bell 206 Jet Ranger III (UH-57B) en servicio desde la década de 1970.

El H125 se empleará en una amplia gama de misiones entre las que destacan la protección de la vida humana en el mar; control del tráfico marítimo; aeroevacuaciones médicas; apoyo a la mantención de la señalización marítima además de instrucción básica de pilotos de la Aviación Naval.

El contrato considera un paquete de apoyo completo que abarca asesoría técnica, repuestos y capacitaciones. La institución recibirá dos unidades en 2021 mientras que los dos últimos helicópteros arribarán al país en 2023. El proyecto contempla además la construcción de un hangar en la base aeronaval Concón.

Modernización del PC-7 y mantenimiento de Persuader

La Aviación Naval de la Armada de Chile recibió en abril de 2020 el primer avión de entrenamiento Pilatus PC-7 Turbo Trainer modernizado con una nueva aviónica digital integrada por Avionics Services. La empresa brasilera espera finalizar a comienzos de 2021 la actualización de las siete aeronaves del Escuadrón de Instrucción VT-1.

El Pilatus PC-7 Turbo Trainer incorporó el sistema electrónico de instrumentos de vuelo Genesys Aerosystems IDU-680, un horizonte artificial StandBy modelo ESI-500 de L3 y un nuevo sistema de control de parámetros de motor (EWD) Glass Panel Engine Monitor MVP-50T de Electronics International.

La Armada de Chile reincorporó en junio de 2020 el avión de exploración aeromarítima Airbus C295 Persuader Naval 503 tras finalizar el programa de mantenimiento correspondiente a la revisión de ocho años (8Y) en el Centro de Servicios de Mantenimiento, Reparaciones y Revisiones (MRO) de Airbus DS en San Pablo, Sevilla.

Esta revisión, que recibieron previamente los otros dos Persuader de la institución, permite garantizar el ciclo de vida de la aeronave a través de trabajos de inspección y certificación de su estado técnico conforme al calendario de mantenimiento del fabricante.

Proyecto Rhin II Lacustre

Asmar entregó en nvoeimbre a la Armada de Chile las últimas cinco lanchas de polícia marítima Defender de Safe Boats Internacional que permitirán brindar mayor seguridad y fiscalización a las actividades realizadas en los ríos y lagos ubicados entre San Antonio y Puerto Montt

Las lanchas corresponden al tercer y último lote de un total de 15 embarcaciones que la institución comenzó a recibir en 2018 como parte del proyecto Rhin II Lacustre que contempló el reemplazo de ocho lanchas clase Rodman 890 construidas en 1998 en los astilleros Rodman Polyship de Vigo, España, y que cumplieron su vida útil de 20 años.

El contrato de compra de las embarcaciones fue firmado por la Directemar y Asmar a finales de diciembre de 2017. El acuerdo estableció la entrega de cinco unidades en 2018, cinco en 2019 y cinco en 2020.

Los componentes de las lanchas Defender fueron enviados en contenedores por Safe Boats International a Chile y los trabajos de armado, integración y pruebas de los radares, cámaras térmicas, equipos de comunicaciones, sistemas de seguridad, motores propulsores y otros sistemas auxiliares se efectuaron en las instalaciones de Asmar Valparaíso.



Recomendamos